GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Depresión

Por E. R. King

La depresión afecta a entre seis y ocho por ciento de la población en un año dado, y hasta a 15 por ciento en algún momento de su vida. Es una cifra superior a la de las personas que padecen diabetes o asma, pero la gente rara vez habla de la depresión y a menudo no la comprende. He aquí algunos mitos y verdades sobre este trastorno.


“No me puedo deprimir porque tengo trabajo”

Hasta las personas que parecen tenerlo todo pueden sufrir depresión. Pensemos, por ejemplo, en los europeos. Según una encuesta reciente, uno de cada 10 europeos se ausenta del trabajo a causa de la depresión, y 25 por ciento de ellos no les revelan a sus patrones el motivo de sus faltas. Y un estudio sobre problemas de salud mental realizado en todo el mundo culpa a la depresión de ser la principal causa por la que perdemos años de vida saludable.


“Si estuviera deprimido, no me levantaría de la cama y estaría todo el día llorando”

La depresión afecta la vida de una persona de muchas maneras. Aparte del sentimiento de tristeza o el insomnio, la persona puede perder el interés por las actividades que habitualmente disfruta (entre ellas tener relaciones sexuales), o bien, sufrir un dolor inexplicable. La pérdida de memoria, la desidia y los problemas de concentración también pueden ser señales de depresión, si bien las encuestas indican que muchas personas no reconocen esos síntomas, ni en sí mismas ni en sus seres queridos.


“Si admito que tengo depresión, tendré que tomar medicamentos el resto de mi vida”

Los antidepresivos pueden aliviar los síntomas de mucha gente, pero también es cierto que algunas personas no experimentan ninguna mejoría con la primera (o segunda) medicina que toman, así que es importante hablar con el médico al respecto. Recibir un tratamiento basado en la conversación, como la terapia cognitiva conductual, puede resultar útil. A algunas personas los cambios de hábitos les reportan beneficios: hay quienes encuentran alivio en el deporte, y aunque las pruebas científicas no son concluyentes, hacer una caminata al día, correr o montar en bicicleta no tiene efectos secundarios. Y cada vez más expertos consideran que tratar el insomnio como parte de la depresión es esencial para ayudar a las personas depresivas a despertar con más ánimo.


Miniprueba de depresión

Durante las dos últimas semanas, ¿has…

• perdido el interés por las actividades que normalmente disfrutas?
• tenido problemas para conciliar el sueño, o has dormido demasiado?
• sentido desesperanza a menudo?
• pensado en autolesionarte?

Si respondiste sí a estas preguntas y tu vida se ha vuelto complicada, acude al médico para saber si padeces depresión o no, y qué puede hacer él para ayudarte.

LA DEPRESION MAQUILLADA

http://www.san-pablo.com.ar/
Autor: Joaquín Rocha
Psicólogo especialista en Educación para la Comunicación

La etimología de la palabra es la que nos acerca a una primera definición de este trastorno emocional. Proviene del latín depressus, que significa abatido, derribado. Por lo normal, la depresión suele estar acompañada por un conjunto de síntomas que afectan tanto lo cognitivo como lo volitivo y lo somático. “Mente sana, en un cuerpo sano” es una utopía en este cuadro clínico. La persona se encuentra afectada en su totalidad e integridad.

Las causas pueden ser variadas. El factor más desencadenante es el estrés y todo lo relacionado con las carencias afectivas. Sin dejar de lado circunstancias como duelo, pérdida de trabajo, consumo de sustancias tóxicas, enfermedades crónicas. Cualquiera fuera la génesis, la consecuencia es la misma. La persona siente un “desgano”, “agobio” sobre su existencia, que le impide desarrollar su vida en plenitud. Su espíritu se quiebra, su cuerpo se extenúa.

Cada vez más, la depresión aparece en forma encubierta. Lo importante es no confundirla con conductas que implican tristeza o melancolía. Un hombre o una mujer triste pueden caminar por la vida. Los depresivos se hallan impedidos.

La tristeza es una emoción normal dentro de la cotidianidad de los seres humanos, no así la depresión. Es una patología que requiere ser tratada por un profesional. La tristeza provoca un dolor psíquico solamente y es pasajera, dependiendo de la capacidad de cada uno para “despedirse” de ella.

Al sufrirla en forma encubierta, pueden fingir, desde lo inconsciente, que nada les sucede, sin embargo, están incubando una depresión. Pérdida del apetito, del deseo sexual, migrañas, gastritis, dolores musculares, mareos, distraimientos continuos, pensamientos progresivamente pesimistas pueden ser algunos de los síntomas que van surgiendo. En líneas generales, los individuos no se sienten deprimidos. Esta confusión es explicable, dada la semejanza con el estado descripto anteriormente.

Estudios realizados revelan que el 12% de la población, en la Argentina, los padecen, el 7% en Perú y 15% en Chile. Las encuestas siempre se realizan sobre lo manifiesto. ¿A qué cifras llegarán estos porcentajes en lo oculto?

La depresión lleva implícita una baja autoestima, desvalorización y, por sobre todo, falta de esperanza por un presente en crisis y un futuro incierto. Incapaces de tomar decisiones, sin reacción ante lo placentero, las personas depresivas disminuyen, en todo sentido, su rendimiento laboral, y sus vínculos con lo otros se obstaculizan. A esto se le suma que, rara vez, reconocen los síntomas de la enfermedad que atraviesan, deambulando en busca de soluciones “mágicas”, sin asumir lo que realmente está sucediendo.

Intensivas investigaciones agruparon cinco síntomas principales para distinguir la depresión: humor depresivo (sentimiento de tristeza), falta de interés (incluso en actividades que antes disfrutaba), sentimientos de inutilidad, de falta de valor, falta de concentración y pensamientos de muerte.

Muchos “gurús del cúrate a ti mismo” venden falsos remedios desviando la atención de lo peligroso que puede resultar este cuadro psicopatológico, que, cuando se torna grave, puede llevar al suicidio.

El acompañamiento profesional como la disposición personal constituyen los elementos más importantes para una rápida sanación. En casos con mayores dificultades para la recuperación, será necesaria la asistencia de médicos psiquiatras que apelarán a diferentes tratamientos farmacológicos alopáticos u homeopáticos según en qué centren la sanidad del ser humano. Más allá de esto, lo significativo es poder elaborar un diagnóstico precoz y efectivo; esto sólo es posible con médicos y psicoterapeutas que conozcan la enfermedad, la identifiquen en sus pacientes y apliquen el tratamiento más inmediato y acertado posible.

La depresión puede prevenirse, si existe, por un lado, una concientización social acerca de las causas que la producen. Por otro lado, ciertas conductas deben ponerse en acción. Desarrollar pensamientos positivos, cuidar la salud física, aceptarse a uno mismo, expresar emociones y mantenerse activo serían solo algunas.

Tal vez tambien te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores